viernes, 21 de diciembre de 2012

HONOR Y HUMANIDAD

En estos dias navideños me encontre esta belleza en Historias de la Historia


El 20 de diciembre de 1943, despegaba del campo de aviación RAF Kimbolton (Inglaterra) el bombardero B-17, llamado Ye Olde Pub, de la United States Air Force (USAF) con la misión de bombardear una fábrica de aviones en Bremen (Alemania). La tripulación de la aeronave estaba compuesta por Bertrand O.Coulombe, Alex Yelesanko, Richard A. Pechout, Lloyd H. Jennings, Hugh S. Eckenrode, Samuel W. Blackford, Spencer G. Lucas, Albert Sadok, Robert M. Andrews y al frente de todos ellos el joven teniente Charles L. Brown.


Consiguieron realizar la misión pero a un alto precio… el artillero de cola había muerto y 6 tripulantes más estaban heridos, el morro estaba dañado, dos motores fueron alcanzados y de los dos restantes sólo uno tenía suficiente potencia, el fuselaje estaba seriamente dañado por los impactos de las batería antiaéreas y los cazas alemanes, incluso el piloto Charlie Brown llegó a perder la consciencia momentáneamente. Cuando Charlie despertó consiguió estabilizar el avión y ordenó que se atendiese a los heridos.


Cuando pensaba que bastante tendrían con mantener la aeronave en el aire, llegó lo peor… un caza alemán en la cola. Todos pensaron que ya había llegado su momento, pero el caza en lugar de disparar se puso en paralelo del bombardero. Charlie giró la cabeza y vio cómo el piloto alemán le hacia gestos con las manos. Así se mantuvo durante unos instantes, hasta que el teniente ordenó a uno de sus hombres subir a la torreta de la ametralladora… pero antes de poder cumplir la orden, el alemán miró a los ojos a Charlie le hizo un gesto con la mano y se marchó. A duras penas, y tras recorrer 250 millas, Ye Olde Pub consiguió aterrizar en Norfolk (Inglaterra). Charlie contó a sus superiores lo ocurrido pero éstos decidieron ocultar aquel acto de humanidad. Pero el teniente no lo olvidó… ¿Por qué no los había derribado?


En 1987, 44 años después de aquel suceso, Charie comenzó a buscar al hombre que les había perdonado la vida a pesar de no saber nada de él y, mucho menos, si todavía estaba vivo. Puso un anuncio en una publicación de pilotos de combate:

Estoy buscando el hombre que me salvó la vida el 20 de diciembre de 1943.

Desde Vancouver (Canadá), alguien se puso en contacto con él… era Franz Stigler. Después de cruzar varias cartas y llamadas de teléfono, en 1990 lograron reunirse.

Fue como encontrarse con un hermano que no veías desde hace 40 años

Tras varios abrazos y alguna que otra lágrima, Chrarlie le preguntó a Franz: ¿Por qué no nos derribaste?

Franz le explicó que cuando se puso en su cola y los tenía en el punto de mira para disparar, sólo vio una avión que a duras penas se mantenía en el aire, sin defensas y con la tripulación malherida… no había ningún honor en derribar aquella aeronave, era como abatir a un paracaidista. Franz había servido en África a las órdenes del teniente Gustav Roedel, un caballero del aire, que les inculcó la idea de que para sobrevivir moralmente a una guerra se debía combatir con honor y humanidad; de no ser así, no serían capaces de vivir consigo mismos el resto de sus días. Aquel código no escrito les salvó la vida. Trató de guiarlos para sacarlos de allí, pero tuvo que desistir cuando se acercaban a una torre de control alemana; si hubiesen descubierto a Franz habría supuesto la pena de muerte.

Durante varios años compartieron sus vidas y en 2008, con seis meses de diferencia, fallecieron de sendos ataques al corazón. Franz Stigler tenía 92 años y Charlie Brown 87.

La historia original aqui

http://historiasdelahistoria.com/2012/12/20/despues-de-44-anos-consiguio-saber-por-que-su-enemigo-le-perdono-la-vida/

Taonadamente

lunes, 15 de octubre de 2012

domingo, 14 de octubre de 2012

Buda

Chapoteando por ahi encontre estas bellezas:

"La palabra Buda en sanscrito significa: "El que ha despertado"
...Expresado en el arte.
Los Budas no son un producto.
Son espejos de nuestro yo interior,
iconos del viaje de la ignorancia a la iluminacion"

Ian A. Baker

Tomado de:

http://catherinelarose.blogspot.com/2011/10/virginia-peck.html

Taonadamente

Sanchezky.

Matar al libro de texto


Estas palabras de Enrique Dans deberian hacer reflexionar a cualquier docente contemporaneo:


"Lo que necesitamos, cada día más, son profesores que enseñen a los niños a moverse en la red. A buscar recursos, a filtrarlos, a escogerlos, a identificar y descartar lo malo, a compartir lo bueno, a comentarlos, a remezclarlos… a todo eso que, de paso que acceden a los conocimientos, les enseña a manejar información en los formatos en los que la van a usar en su vida adulta. El libro de texto se aferra a una realidad que ya no existe: nuestros hijos no van a encontrar el conocimiento en una sola fuente. El mundo ya no es así. Prepararlos para el futuro no es hacer que memoricen un libro, sino que aprendan a manejar recursos en la red.
Cuando piense en la educación de sus hijos, pida a su colegio y a sus profesores que les enseñen a moverse en el mundo de hoy. Por su bien, pida más red y menos libros de texto."

Tomado de su blog ( altamente recomendado ):

http://www.enriquedans.com/2012/10/matar-al-libro-de-texto-mi-columna-en-expansion.html

Taonadamente.

Sanchezky

lunes, 8 de octubre de 2012

Taonadamente


TAONADAMENTE
Subido originalmente el Oct 10, 2008


Algunos apuntes primigenios para su eventual caracterización curiosa.



De manera inadvertida, pareciera haber creado un termino inédito como es: Taonadamente. Su historia se remonta a mis clases como docente en el Departamento de Asesoramiento Psicológico de la Escuela de Psicología de la Universidad Central de Venezuela, allí con los alumnos de la asignatura Principios de Orientación del año 2004 ( Saludos! Oswaldo y Naky ) analizábamos los términos que definirían esa misteriosa complejidad y las características del asesor psicológico, siendo Rogers uno de los ejes fundamentales del mismo, de manera ¿espontánea? y ¿natural? en alguna de esas largas e interminables –pero sabrosas discusiones- surgió el termino; Rogerianamente.



Paulatinamente el termino se impuso, y rápidamente a veces en serio, a veces en broma se acudía a el, usualmente como conclusión o remate de una discusión sobre los alcances, términos y demás derivados del acontecer del Asesoramiento. ¿Como hacer las cosas en asesoramiento? Pues; ¡Rogerianamente!. ¿Cómo deben los profesores evaluar a los alumnos? ¡Rogerianamente!.



Paralelamente siempre me ha fascinado desde hace muchos años el Taoismo, su sencillez, su hermosura y sus grandes vinculaciones con; Rogers, Jesús de Nazareth, La teoría del caos etc. etc. Así pues pareciera que de manera natural la fusión fue natural e irresistible y alrededor del 12 de Abril del 2007 el término surgió en un post anónimo y cruzo el ciberespacio. Véase abajo el comentario pionero en usar este término:


Muchas personas, poniendo cara de profunda seriedad académica me han incordiando, exigiendo una definición de dicho termino, ya que según ( y me entere por un foro de música New Age) todas las búsquedas cibernauticas conducen irremediablemente hacia mi, como padre de la criatura.


Bueno sin pretender desconocer las responsabilidades paternales de esta nueva criatura del Tao,  me atrevo a difuminar algunas de las características que inevitablemente deben estar asociadas a dicho quehacer:


SENCILLEZ,  NATURALIDAD, LLENO DE GOZO, AUTENTICO, FLUIDEZ Y HUMILDAD.


Esta por demás decir que en las indagaciones que he hecho el termino pareciera no existir el mismo en ingles; Taoly, pero si se observa aplicado como nombre o sobrenombre ( Nickname ) en algunas personas.


Taonadamente.


Andrew Sanchezky

Cefnm33@yahoo.com

No mientas a tus hijos

Taonadamente

cefnm33@yahoo.com

domingo, 30 de septiembre de 2012

Cadena de memes libros



La feroz e implacable presion de incontables ruedas de tomate, hizo que me plegara de manera inexorable a esta cadena de memes sobre libros.

En una primera instancia ofrecere una primera respuesta a la misma despues vere si el tao la cambia:


[La lista completa de los libros se puede ver en Sense of Wonder, el blog de @odo, promotor de esta original e inspiradora cadena].

Un libro que cambió mi vida 
El retorno de los Brujos de Jacques Bergier y Louis Pauwles. Es un libro que me abrió muchos caminos a ideas y autores impresionantes. Seria injusto no mencionar igualmente a Carlos Castaneda aquí.

Un libro que tuve que leer más de una vez
100 años de Soledad. Si bien fue una asignación escolar, quede tan maravillado con el que lo relei a fin de asimilar esa maravilla de realismo mágico.

Un libro que me llevaría a una isla desierta
Una elección difícil ya que por lógica debería ser algo “gordo” y que admita muchas relecturas sin aburrir. Quizas Ciudad de Simak o Los Limites del cielo de Brin.

Un libro que me hizo reír
Un libro del genial Chumy Chumez que se llama “Y asi para siempre”

Un libro que me hizo llorar
Creo que ninguno o mi memoria me hace una “taonada” jugada y a borrado todos esos recuerdos cursis o cuchis.

Un libro que me hubiera gustado escribir
No se si es un libro, pero de seguro es una obra maestra “El Incal” de Moebius y Jodorowsky.

Un libro que aborrezco
Aborrecer implica una fuerte carga emocional que ningún libro me lo ha podido transmitir en todo caso o un rechazo o un aburrimiento y rápidamente abandono su lectura.

Los libros que me decepcionaron
Marte Azul de Kim Stanley Robinson, al inicio de su lectura, rápidamente me aburrio, sin embargo en una tarea titánica me “obligue”  ( es un libro “gordo” ) a leerlo, hasta el final, ya que hablaban maravillas de el, y de la saga. Igual caso con “La radio de Darwin” de  Greg Bear. Ahhh!!! se me olvidaba “La yihad de Butleriana” de Brian Herbert & Kevin Anderson, el abordaje de cómo los robots investigan/razonan sobre la conducta humana es patético, nada que ver con el extenso abordaje racional, científico y filosofico incluyendo simultáneamente a varios personajes que hace “La saga del nucleo galáctico” de G. Benford, robots teniendo relaciones sexuales Por favor!!!!. El Tao de Lou Marinoff fue otro enorme fiasco.

Un libro que estoy leyendo ahora
No me gusta leer simultáneamente pero un viaje me obligo a sustituir una relectura de “Mas Platon y menos Prozac” de Marinoff no era de bolsillo!! Por uno de Tom Clancy Deuda de Honor ( otra relectura ) soy hombre de relecturas, mas no de poca memoria!!!

Un libro que pretendo leer
El ultimo de Tom Clancy ( inconseguible ) y el ultimo de Wayne Dyer “Vive la sabiduría del Tao” abra que verlo!!!.

Taonadamente

Andrew Sanchezky
cefnm33@yahoo.com

viernes, 17 de agosto de 2012

A los feligreses de la Iglesia del Calentamiento Global.



A mis lloricosos amigos feligreses del Calentamiento Global, les dedico este libro, espécialmente el capitulo dedicado al calentamiento global, ya no hay derecho a pataleo, la manta de Budiko les permitira dormir mejor en las noches.

Por cierto, preguntenle a sus obispos, cuando levantaran el veto/censura de la obra de Michael Crichton Estado de Miedo, aqui en Venezuela, yo se que fue un gran hereje, al torpedear cientificamente e inmisericordemente sus santos iconos ( en especial a San Kyoto ) pero dado que el autor paso de plano pudieran mostrar un mayor respeto por el.


Dedicado al pana

Bjørn Lomborg


Taonadamente.

miércoles, 6 de junio de 2012

Lu Chi



Hay en el mundo hombres oscuros,
que pescan desde misteriosas orillas.
Sacuden el polvo desde sus coronas de nubes,
para abandonar el mundo.
Visten sus tunicas oscuras
y aguardan esperanzados.
Por eso no puede comprenderse su secreto
desde fuera de la realidad.
Persiguiendo lo terrenal,
no se podra siquiera encrespar sus olas.
El aspero otoño no marchita sus hojas
y el aroma primaveral no los hace florecer.
Superados del mundo del polvo y del mundo de las sombras
y liberados de la red de relaciones.
¿Que puede aun ofrecerles el orden mundano?


Lu Chi citado por Hellmut Wilhelm
tomado a su vez del libro de Samuel Wolpin Textos y meditaciones sobre el Zen. p.53

sábado, 17 de marzo de 2012

Marinoff y el Tao




Poco taonado:

Muy egoico

Muy americanizado

Muy de recetario.

Cosas que atentan contra un libro Taonado.

Menos mal que al final el autor se disculpa:

"Dadas la profundidad y el alcance de la filosofia china, resulta en verdad muy facil proyectar sombras en lugar de luz sobre sus intemporales y ubicuas aplicaciones".

Me quedo con Osho, Alan Watts o Benjamin Hoff

Taonadamente.

sábado, 10 de marzo de 2012

Adios amigo Giraud

Acaba de fallecer uno de los dibujantes mas admirados por mi, la dupla que conformo con el genial Jodorowsky dio origen a uno de los comics mas admirables y esotericos que pudieran existir, El Incal.

Aquí una breve nota del El Mundo.es:

“El célebre artista Jean Giraud, uno de los autores de cómics más influyentes, conocido también como 'Moebius', ha fallecido a los 73 años, en Francia, tras una larga enfermedad. Suyas son la saga del oeste del teniente 'Blueberry' -que firmaba como 'Gir' -, 'El Garaje Hermético' o la serie 'El Incal', junto a Alejandro Jodorowsky, y de obras de corte intimista como 'Inside Moebius', entre otras. Más allá de las viñetas, también fue director artístico en cintas como 'Alien, el octavo pasajero' (Ridley Scott), 'El Quinto Elemento' (Luc Besson) y 'Abyss' (James Cameron).

Una trayectoria con la que ha influido de manera determinante en la animación, la ciencia ficción, la publicidad y hasta los videojuegos. La genética, las células modificadas o la ambigüedad sexual, incluso por la coexistencia de los dos sexos en un mismo ser fueron algunos de los temas de interés de un artista apasionado por la ciencia ficción. Su obras, en lo que al 'noveno arte' se refeire, le convirtieron además en uno de los autores más venerado del tebeo europeo.

Su atracción por el mundo del 'western' le llevó a crear en colaboración con Jean-Michel Charlier la saga de 'Blueberry', que le dio fama internacional. Con los años, a finales de los 60, el dibujante abandonó el realismo de esa serie para consagrarse a una obra más fantástica en un universo propio muy relacionado con la ciencia ficción. Fue en ese momento cuando adoptó el pseudónimo de Moebius, y cuando comenzó una prolífica colaboración con el cine que duró varios años. En su pasión por los 'wertern' también influyeron sus estancias en México, donde residió su madre, en varias etapas de su vida.

Dibujar como 'acto mágico'

Las historias del autor escapan de la razón y se sumergen en un universo irreal, fantástico se podría decir. "El acto de dibujar es algo mágico. La magia está a nuestro alrededor, y con el tiempo se convierte en una técnica de comunicación. La busco en todo momento, pero es difícil de conseguir", contaba hace años a Efe.

"Con sus paisajes y sus personajes en transformación perpetua, sus obras exploran los confines del inconsciente y desvelan un mundo imaginario y fantástico", explicaban los organizadores de una retrospectiva de la obra Jean Giraud (Nogent-sur-Marne, 1938) en París, en 2010.

En 2008 recibió un homenaje en el Salón del Cómic de Barcelona. Con motivo de la presentación de 'Inside Moebius', su obra más personal y que fue dibujada directamente en formato digital, visitó Madrid en 2009. "Un dibujante novel debe abrirse a nuevas formas de expresión", recomendaba entonces.

Nombrado "mejor artista gráfico de Francia" en los años 90, Moebius tenía la insignia de las Artes y las Letras que en 1985 le otorgó el presidente François Mitterrand. Muy admirado en su país, en marzo pasado cerró en París una gran exposición consagrada a su obra.”

Aqui añado una entrevista aparecida en El Pais:

Todos los rostros de Moebius

OCTAVI MARTÍ 12 ABR 2008

Jean Giraud ha conocido varias vidas y, al menos, dos identidades, ha realizado miles de dibujos, guiones, diseños para cine, videojuegos... El creador de Blueberry recibe la próxima semana un homenaje en el Salón del Cómic de Barcelona

El día que le contacté para acordar la entrevista, Jean Giraud estaba en su segunda patria, en la segunda patria de todo autor de historietas francófono: en Bruselas. Había ido allí para presentar un álbum pero también para prestarse a un juego que sin duda le divierte: el de ilustrar un diario -Le Soir-, el aceptar el reto de la urgencia, participando en la reunión de redacción para luego reaparecer ante el responsable de cada sección con casi una quincena de dibujos bajo el brazo que comentan la actualidad, ya sea política, social, deportiva, económica o artístico-cultural. Son dibujos que responden a la urgencia y que, al mismo tiempo, la trascienden. "Me gustó plegarme a las exigencias estrictas de la actualidad e intentar abordar ésta desde un prisma personal", resume.

En su casa-taller de Montrouge, en los alrededores de París, se comprende mejor que Jean Giraud, nacido hace 69 años en Fontenay-sous-bois, se embarque en aventuras como las de inventar quince dibujos distintos en cuestión de unas pocas horas. En una de las paredes se acumulan los álbumes, tantos que me resulta increíble que todos hayan sido dibujados -o escritos y dibujados- por una misma persona, ese Jean Giraud que ha conocido varias vidas y, como mínimo, dos identidades: la de su pasaporte y la de Moebius, el seudónimo con el que, desde 1963, ha realizado miles de dibujos, guiones, diseños para cineastas o para videojuegos. Su mujer, Isabelle, me confirma que sí, que todos esos estantes son obra de Moebius-Giraud, un gigantón plácido, de cráneo casi desguarnecido pero con una pequeña coleta en el cogote. "Ahora estoy embarcado en la publicación de Inside Moebius, una serie de ocho libros que ya tengo hecha y que irá saliendo a lo largo de dos o tres años. Son dibujos sin texto, comentarios personales que he ido haciendo de la actualidad a lo largo de unos años en que he tenido problemas físicos. El protagonista, que soy yo, lleva una especie de nariz roja, de payaso, para facilitarme la distancia".

Inside Moebius o la autobiografía visual del imaginario de Giraud tiene una tirada relativamente corta. "Del primer volumen se editaron 3.000 ejemplares y se agotaron enseguida. No está nada mal porque se trata de un producto destinado a conocedores de mi obra. En cambio, de XIII se han vendido más de un millón de álbumes. En ese caso he retomado un personaje y una situación que ya existía, la de un agente secreto amnésico que no sabe quién es. Permite expresar toda la fascinación que inspira el mundo de la política americana". Y ésa es una de las características del sector de la historieta, el admitir proyectos destinados al gran público sin renunciar a la existencia de los que tienen una audiencia casi confidencial. "Cada año se editan en Francia unos 4.000 álbumes, una cifra que sólo igualan los japoneses. Sus tiradas son superiores porque se trata, en su casi totalidad, de mangas mientras que aquí -y en Bélgica y Suiza- son obras de autor, muy distintas entre ellas".

La buena salud de la industria de la historieta en Francia no le sorprende. "Lo que sí me parece sorprendente es la casi desaparición de la historieta en España, Italia o el Reino Unido. Son países con grandes creadores pero la industria editorial no les respalda. Ahora los mejores dibujantes españoles publican en Francia. En España, como en Italia o en el Reino Unido, las únicas historietas son casi todas de origen o estética estadounidense si van dirigidas a menores y de naturaleza nipona cuando es para una clientela de adultos".

Esa denuncia o comentario decepcionado de la colonización de los lápices europeos por el imaginario venido del otro lado del Atlántico -o de mucho más lejos- tiene su gracia pronunciada por el gran autor de la serie Blueberry, una prodigiosa traslación del mundo del western al de la historieta. "Son las películas vistas de niño. El cine del Oeste era muy importante para quienes fuimos niños o adolescentes en los cuarenta y cincuenta". Cuando le hago notar que sin embargo su iconografía del Oeste parece muy contaminada por el llamado spaghetti-western, es decir, las cintas del Oeste rodadas en Almería por italianos y españoles, no comparte la opinión: "Lo que yo quería era que el lector encontrase en la historieta las sensaciones que le proporcionaba el cine. Es una transposición de lenguaje".

El cine ha sido uno de los grandes "alimentos" de Jean Giraud. "Iba a ver ocho o diez películas por semana. Era un auténtico cinéfilo. El cine fue muy importante para mí, sobre todo porque no soy universitario y no tengo una formación bien ordenada. He leído mucho, pero de manera dispersa, tarde, apasionadamente pero a menudo con mucho retraso. El cine era mi cultura. Pero eso se acabó. No se trata de que hoy no vaya al cine pero me conformo con una o dos películas al mes. Se trata de que el cine, para mí, para mi uso, ha perdido importancia. De alguna manera, puedo decir que se acabó con la muerte de Sam Peckinpah".

No es extraño que hable del inventor del western crepuscular, ése en el que los protagonistas pueden morir arrollados por un coche justo porque nunca habían podido imaginar que las cuatro ruedas iban a suplantar las cuatro herraduras del caballo. De la misma manera, la música también parece tener un comienzo y un final: "Durante años la música fue una fuente de inspiración importante. No me interesaba por las varietés o la chanson de la misma manera que también me sentía ajeno a la llamada música clásica, que no correspondía a mi nivel de formación ni a mi mundo. El jazz me pareció una síntesis perfecta de libertad y tema, de improvisación respetando una melodía. Durante 30 o 40 años el jazz se me antojó una síntesis sonora ideal para mí. Y ese equilibrio se rompió con la muerte de John Coltrane. Lo que ha venido después lo he vivido como algo ajeno".

Pero esa explicación o datación de la muerte de su cinefilia y pasión musical coincide en el tiempo con la progresiva implicación de Moebius en diversas aventuras cinematográficas, como fue el elaborar el storyboard de Dune, un filme que realizó por fin David Lynch a partir de otro guión y que fue masacrado por el productor, o el imaginar los trajes espaciales y uniformes para Alien, de Ridley Scott. Luego vendrán Los amos del tiempo, un filme de animación de René Laloux; Tron, de Steven Lisberger, que mezclaba dibujo, imagen fotográfica y videojuego, o sus colaboraciones con James Cameron y George Lucas. Durante algunos años vivió en Los Ángeles y guarda de esa estancia un recuerdo complejo: "Allí nadie es extranjero, te aceptan enseguida por lo que sabes hacer. Había días en que, cuando salía a la calle, tenía el sentimiento de vivir en una serie televisiva, de que todos se comportaban -nos comportábamos- de acuerdo con los modelos de la pantalla. Y comprendí también que allí nadie se interesaba por lo que se hacía en los otros países. Nosotros, en Europa, seguimos lo que se hace en Estados Unidos, pero ellos sólo se interesan por lo que se hace en Europa si vas allí y te conviertes en americano. Uno de mis editores, Dargaud, dejó de enviar los álbumes a los periodistas anglosajones porque nunca hablaban de ellos pero, de cuando en cuando, te dabas cuenta de que te habían copiado, pirateado, sin pedir ningún permiso. Estados Unidos nos vende su modo de vida, impone un modelo de civilización mientras que Europa, que es una entidad política y económica, carece de una expresión cultural autónoma o, cuando ésta existe, es incapaz de difundirla más allá de las distintas fronteras nacionales".

El mítico teniente Blueberry, que ha tentado durante años a diversos cineastas, por fin fue convertido en personaje de cine por Jan Kounen. "Podía elegir entre autorizar la adaptación para que hicieran una película de género, estándar, o podía privilegiar una visión de autor. Kounen ofrecía esa mirada de autor que me interesaba. Luego, el producto resultante puede decepcionar a algunos...". Le comento que Kounen es más un creador de imágenes que un narrador, que es un tipo cuyo talento puede ser válido para un videoclip pero que se adapta mal a las exigencias del relato y es Isabelle la que coincide en esa crítica. Él no quiere decirlo en voz alta. "En la película hay cosas que están muy bien. Y se ha conservado lo que hay de experiencia iniciática".

México, a través de sus paisajes o de la cultura indígena, ha marcado la obra de Jean Giraud. Él viajó al país latinoamericano por primera vez en 1956 para reunirse con su madre. Luego será a través de la amistad y la colaboración con un chileno extravagante afincado en México -el artista Alejandro Jodorowsky- que el recuerdo de aquel viaje se reavivará y tomará otras formas. En 1978, Giraud deja de fumar y beber, adopta la alimentación vegetariana y su obra adquiere un peculiar tono espiritual siempre tamizado por el humor. En 1980 pone en marcha las aventuras de El Incal, con el personaje de John Difool, una invención hecha conjuntamente con Jodorowsky y que tendrá un éxito planetario. "Los japoneses, con su estética manga, lo han retomado y convertido en serie. A veces, viendo un dibujo animado japonés, me sorprendo descubriendo elementos propios de El Incal". De su trabajo con Jodorowsky guarda un muy buen recuerdo: "Desarrollábamos la historia sin partir de referencia alguna, con el objetivo de realizar una página por día y hacerla sin necesitar documentación. Además, no había lugar para la corrección, se trataba de dejarse llevar". Esa necesidad de trascendencia, de religión y espiritualidad dice que le duró "varios años". "Los problemas metafísicos me interesaban mucho. Fue algo que iba cobrando importancia, ocupando más y más lugar en mis preocupaciones pero que luego se paró de golpe".

La cuestión de la documentación, de la fidelidad a lo real, es importante en ciertos casos e inexistente en otros. En El garaje hermético la inspiración mezcla épocas y estilos, el mundo, los mundos creados salen de la cabeza de un Moebius que ha realizado su peculiar síntesis a partir de materiales muy diversos. En otras oportunidades las fotografías, los grabados o las pinturas permiten al dibujante ofrecer un plus de verosimilitud que puede ser imprescindible.

La historieta tradicional sigue ocupando parte de su producción pero ha perdido importancia porque el sector evoluciona. "Mi carrera ha conocido diversas fases, ligadas a mis editores, ya fuese Dargaud, la revista Métal Hurlant o las ediciones de Les humanoides asocies, o a mis encuentros y colaboración con Jodorowsky o Jiro Tanguchi, o mi implicación de la estructura de starwatcher. Ahora estoy en una fase distinta, de autoproducción".

Isabelle explica que regularmente Giraud se encuentra con cinco o seis dibujantes amigos y pasan el día trabajando a partir de una idea común y luego intercambian entre ellos la obra que han realizado. Es una fiesta y una manera de coleccionar. Y lo de la colección es muy importante porque los creadores de historietas han accedido, desde hace pocos años, a la categoría de artistas. El hecho de que su trabajo entre luego en un proceso de reproducción técnica y se edite en decenas de miles de ejemplares ya no priva de valor a la obra única, al original. Los de Moebius se subastan y encuentran coleccionistas dispuestos a desembolsar 50.000, 60.000 o 70.000 euros para tener un moebius auténtico. En una subasta reciente, en la que figuraban obras suyas pero también de Bilal y Hugo Pratt, los precios que se pagaron multiplicaron por tres o cuatro los fijados como precios de salida. La sala del llamado Hôtel Dassault acogió a un público entusiasta, mayoritariamente masculino, que proyecta en las obras de esos creadores de historietas una afectividad que no les inspiran los pintores o escultores tradicionales. Pero el gran triunfador de la subasta fue un desaparecido, Hergé, el inventor de Tintín. Su proyecto de portada para Tintín en América había sido valorado en poco más de 100.000 euros pero encontró comprador -un desconocido que pujó por teléfono- nada menos que por 764.200 euros. Un montante astronómico por ese gouache de 1932 que Hergé había regalado a una amiga y que había cambiado de propietario en dos oportunidades, siempre concebido como un regalo divertido, cariñoso pero sin valor monetario. Otros tiempos. "Ahora tengo una sociedad llamada Stardom Moebius que me permite realizar tirajes controlados de mi obra y gestiona mis relaciones con las galerías de arte".

Adios amigo Giraud Gracias por la belleza que compartistes con nosotros.

Taonadamente ve en paz.

Sanchezky

martes, 6 de marzo de 2012

Hasta siempre Carlos Guirao







Me acabo de enterar del fallecimiento de Carlos Guirao tras una penosa enfermedad, el 17 de Enero en España, Carlos era pilar fundamental del grupo de musica planeadora Neuronium.




Neuronium (el viejo ) el de ahora es un mamarracho de Michael Huygen, es un grupo, que se destacaba por su musica innovadora y de alta calidad, llegando a incluir el "cante jondo" en uno de sus trabajos; The Visitor. Lograron grabar un trabajo con el reconocido Vangelis; In London.




Igualmente Carlos edito una serie de trabajos en solitario de los cuales destaca; Revelation.




Hasta siempres Carlos. Gracias por la belleza que compartistes con nosotros.




Taonadamente




miércoles, 18 de enero de 2012

A LOS CAVERNICOLAS DE LA GUERRA ANTIDROGA




A LOS CAVERNICOLAS COMPLICES?? DE LA GUERRA ANTIDROGAS LES REGALO ESTE LINK CON UN IMPORTANTE TRABAJO AL RESPECTO:

http://www.plosmedicine.org/article/info:doi/10.1371/journal.pmed.1001153



TAONADAMENTE

CEFNM11@YAHOO.ES